Como con todos los certificados de idiomas, no solo es necesario el conocimiento de los contenidos lingüísticos, sino que tenemos que ser conscientes de la estructura de cada examen y qué se espera de nosotros cuando se trata de concedernos un certificado. En el caso del Bright English sucede lo mismo: cuanto más conozcamos las partes del examen y más prácticas reales hagamos, más fácil será conseguir cumplir nuestros objetivos. 

Empezar gratis

¿Cuál es la estructura del examen?

El certificado Bright English es un examen estandarizado de inglés dedicado a la mejora profesional de los candidatos. Con este título, podemos asegurarnos una evolución muy positiva en nuestras carreras profesionales y, por eso, los temas y los ámbitos en los que se centra el test son la comunicación, los intercambios, los negocios, las finanzas o los viajes

Todos estos temas se engloban en las dos partes que tiene el examen: comprensión auditiva (entender audios) y comprensión lectora (entender textos escritos y sus estructuras gramaticales).

Cada una de las dos partes del examen cuenta con 60 preguntas (un total de 120 en todo el examen) para las que tenemos entre 45 minutos y 60 minutos de tiempo. Una vez completadas las dos partes del examen, recibiremos las calificaciones de manera inmediata para ver nuestro rendimiento, ya que es un examen que se hace exclusivamente en línea

La puntuación de cada una de las dos partes del examen se concreta en una nota (de entre 0 a 5 niveles) proporcionada por el diferente conocimiento gramatical (parte 2 del examen) y léxico (parte 1) del candidato en cada una de las dos pruebas. ¡Vamos a ver de qué trata cada una de estas dos partes en profundidad!

Detalles de cada parte (comprensión auditiva y comprensión lectora)

Este examen se realiza exclusivamente en línea y, como ya hemos visto, cuenta con dos partes (comprensión auditiva y comprensión lectora). 

Comprensión auditiva (entender audios)

La primera parte del examen consiste en diferentes audiciones para evaluar la comprensión oral. En esta parte deberemos escuchar 60 audios cortos (normalmente frases) y contestar a 60 preguntas (una pregunta por cada audio que escuchemos). Las preguntas son de respuesta múltiple tipo test y tenemos simplemente que seleccionar cuál creemos que es la correcta. Los temas son variados, así como el tipo de registro, pero siempre dentro de un ámbito profesional

Comprensión lectora (conocimiento de estructuras gramaticales)

En la segunda parte del examen evaluarán nuestra capacidad para comprender textos escritos y también nuestro conocimiento de gramática y de estructuras lingüísticas. 

Te presentamos la estructura del Bright English.

En este caso tendremos que responder a 60 preguntas también de tipo test y de opción múltiple (solo una respuesta es válida). En el enunciado de la pregunta habrá un espacio en blanco que es el que tenemos que completar. Las preguntas son de uso gramatical, por eso están basadas en formas de verbos, preposiciones o colocaciones. 

Recuerda que en esta parte del examen es de especial importancia comprender las preguntas y los textos que tenemos que completar, es decir, evalúan nuestro conocimiento de gramática, pero también nuestra habilidad para comprender la lengua. 

Prepara el certificado con globalexam

Como habrás comprobado al leer el artículo, el gran peso de este examen lo tiene la comprensión auditiva y el conocimiento gramatical de inglés, por ello la preparación de este certificado tiene que ser específica. 

GlobalExam es una plataforma de enseñanza de lenguas en línea y de preparación de exámenes de idiomas. Funciona desde 2014 y nace de la necesidad de proporcionar a los estudiantes herramientas básicas para enfrentarse a exámenes que a veces son más complejos de lo que parecen. 

En la plataforma podemos encontrar diferentes áreas dedicadas a exámenes oficiales de inglés y entre ellas, por supuesto, el área dedicada al Bright English. Una vez estemos dentro de ese apartado, tendremos acceso a hojas de estudio de vocabulario y de gramática con sus correspondientes ejercicios específicos para comprobar que hemos entendido lo que hemos estudiado. 

Además, podremos ponernos a prueba con prácticas y ejercicios corregidos específicos, así como hacer modelos de exámenes para ponernos en una situación real. A todo eso se añade que podemos crear nuestro propio plan de clases para llevar un seguimiento personalizado de los progresos que vamos haciendo, así como de los puntos en los que podemos mejorar. 

¿A qué esperas para ponerte a prueba y triunfar en tu certificado Bright English?

Empezar gratis