El examen de inglés Bright es un certificado reconocido por empresas e instituciones de más de 80 países. Además de sus exámenes de inglés, oferta certificados de alemán, portugués, francés, español y otras lenguas europeas. ¿Sabes cómo funciona? ¡Vamos a verlo!

Empezar gratis

Partes del examen y número de preguntas

Este test evalúa la capacidad de comprensión de escucha de los candidatos, así como nuestra comprensión de textos escritos en inglés. Por ello, el examen tiene dos grandes pruebas: 

  • Comprensión lectora, en la que se observa también el conocimiento gramatical
  • Comprensión oral, en la que, a través de diferentes audios, nos hacen preguntas

Cada una de las secciones del examen (comprensión lectora y comprensión oral) tiene 60 preguntas, por lo que el total del test suma 120 cuestiones que debemos resolver. Los temas de los textos y de los audios son muy variados, ya que se trata de observar la capacidad de desenvolverse del candidato en diferentes ámbitos y situaciones comunicativas. 

La prueba tiene una duración de entre 45 y 60 minutos (30 minutos máximo por cada una de las pruebas). 

¿Qué aparece en el informe de calificaciones?

Podremos consultar el certificado de calificaciones inmediatamente después de haber completado el examen. Al ser un certificado internacional, tenemos la opción de obtenerlo en la lengua que elijamos de entre las 14 disponibles. En este informe aparecerá una puntuación del 0 al 5 que determinará en qué nivel de lengua estamos (desde principiante hasta avanzado). Esto significa que realizar el examen nos asegura recibir siempre un certificado de nivel porque no es un test específico para un nivel concreto.  Pero, ¿a qué corresponde específicamente cada uno de estos niveles? ¡Vamos a comprobarlo!

Escala de calificaciones

Los cinco niveles de los que nos puede calificar este examen están relacionados con el Marco Común Europeo de Referencia (MCER), que considera los siguientes estadios de conocimiento de lengua:  Principiantes (A1-A2), Intermedio (B1-B2), Avanzado (C1-C2). De esta manera, el Bright English tiene también un nivel que se relaciona con cada uno de los del MCER (donde el 0 corresponde al A1, el 1 al A2 y así respectivamente hasta llegar al nivel 5 o C2). 

Aquí se explica cómo funciona el sistema de puntuación del Bright English.

La calificación de las dos pruebas se realiza en función a diferentes parámetros que evalúan el conocimiento del vocabulario, de la gramática y de la comprensión del lenguaje. Cada una de las dos tareas cuenta el 50% de la calificación final

¿Cuándo sé si he hecho un buen examen o no?

Cuando pensamos en hacer un examen de estas características, siempre sentimos la presión de hacerlo de la mejor manera posible para poder cumplir nuestros objetivos personales o profesionales. Sin embargo, debemos dejar esa presión de lado porque el examen Bright nos dará siempre un nivel objetivo en el que estamos en ese momento. 

Este certificado está abierto también para los principiantes que quieran alcanzar el A1 y lo podemos realizar las veces que queramos. De ese modo, si necesitamos obtener un nivel 4 (C1 en el MCER) y hemos conseguido llegar a un nivel 3, no debemos desanimarnos y tendremos que reparar en los errores que hayamos tenido para no volver a cometerlos en la siguiente prueba. 

Prepárate con GlobalExam

Antes de presentarnos a cualquier examen de lenguas extranjeras, debemos prepararnos a conciencia. Sobretodo cuando se trata de un test tan estructurado como es el caso del Bright, en el que hay que dar lo mejor de nosotros en ambas pruebas. 

GlobalExam es una plataforma en línea de preparación de exámenes de idiomas y de enseñanza de lenguas. Cuenta con diferentes áreas dedicadas a otros certificados y, como no podía ser de otra manera, tiene una zona específica para el examen Bright de inglés.  Puedes aprovechar una prueba gratuita para empezar a practicar para el Bright English.

Encontraremos ahí diferentes apartados con hojas de estudio de vocabulario y de gramática, ejercicios con más de 1800 preguntas corregidas y lo más importante: exámenes con los que podemos ponernos a prueba en una situación real para controlar nuestros tiempos y el nivel al que podemos acceder. Todo esto está acompañado de un seguimiento personalizado para ver nuestras mejoras a medida que nos preparamos para realizar el examen. ¿A qué esperas para ponerte en marcha?

Empezar gratis