En este artículo, hablaremos detalladamente acerca del DELF Junior, una de las versiones de la certificación DELF (Diplôme d’études en langue française).

Concretamente, nos centraremos en:

  • Quién es el público al que va dirigida esta certificación.
  • Cómo está estructurado el examen.
  • Qué niveles existen.
  • Cómo formarse adecuadamente.

¿Quieres profundizar en este tema? Entonces, sigue leyendo.

Evalúate gratuitamente

¿A quién va dirigido el DELF Junior?

La versión DELF Junior va dirigida a adolescentes escolarizados en educación secundaria, tanto en la ESO como en Bachillerato. El formato del DELF Junior es idéntico al del DELF Scolaire. La única diferencia entre estas dos certificaciones es que la primera se dirige a alumnos en edad escolar en centros no francófonos, mientras que la segunda va dirigida a estudiantes de centros que forman parte de un convenio con el Servicio Cultural de la Embajada de Francia en España.

Al ser una prueba dirigida a adolescentes, las temáticas giran en torno a los intereses y objetivos de los jóvenes de entre 12 y 18 años. Así que podemos encontrar textos y documentos sonoros relacionados con estudios, tecnología, música, aficiones, tiempo libre, viajes o recetas, entre otros.

¿A quién va dirigido el DELF Junior?

También hay otras versiones del DELF, a saber, el DELF Prim o el DELF Scolaire.

¿Cuáles son los niveles del DELF Junior?

La certificación DELF Junior abarca cuatro niveles, por lo que hay cuatro diplomas posibles para el público adolescente. Los candidatos pueden inscribirse en el nivel que les corresponda directamente, pues los diplomas son independientes. Estos son:

  • DELF Junior A1: en este nivel, el candidato puede hablar brevemente sobre sí mismo o participar en una conversación sencilla, y comprender y producir textos cortos con una gramática simple.
  • DELF Junior A2: el usuario es capaz de hablar sobre su vida cotidiana y su entorno, comprender indicaciones, utilizar el pasado y las fórmulas de cortesía.
  • DELF Junior B1: el usuario puede describir un proyecto, expresar su opinión y sus sentimientos, comprender elementos básicos en noticias o emisiones de radio, hacer hipótesis y dar consejos.
  • DELF Junior B2: el usuario es capaz de desarrollar un punto de vista con argumentos y ejemplos, reformular ideas, autocorregirse cuando se equivoca y comprender noticias y textos de actualidad.

¿Cuál es la estructura del examen?

En todos los niveles, el DELF Junior se estructura en cuatro partes, una para cada destreza:

  • Comprensión escrita: esta prueba se compone de ejercicios variados (opción múltiple, compleción…) en relación a diferentes textos escritos, que abarcan desde notas o instrucciones simples en el nivel A1 hasta artículos de periódicos o discusiones en el nivel B2.
  • Comprensión oral: en esta parte, los candidatos deberán responder a cuestiones relacionadas con documentos sonoros cuya duración dependerá del nivel. Por ejemplo, hay 3 minutos en total de grabaciones para el nivel A1 y 15 minutos para el B2.
  • Producción escrita: en esta área, los candidatos deberán producir textos escritos de entre 40-60 palabras en los niveles A1 y A2, y de 160 o 250 en los niveles B1 y B2.
  • Producción oral: en esta última parte, habrá que realizar tres pruebas en los niveles A1-B1 y una en el nivel B2. En el nivel A1, estas consisten en una entrevista dirigida, un intercambio de información y un diálogo simulado. En los niveles A2 y B1, habrá una entrevista, un monólogo y un ejercicio de interacción. En el nivel B2, los candidatos deberán realizar una presentación y defender su punto de vista a partir de un documento.

La puntuación total del examen es 100 para todos los niveles, y cada destreza se puntúa sobre 25, por lo que todas tienen el mismo valor. Después de pasar el examen recibirás los resultados del DELF.

También es importante resaltar que la estructura del DELF Junior es exactamente igual que la del DELF para todos los públicos. De hecho, los diplomas expedidos al obtener cualquiera de estas certificaciones son iguales. Por tanto, las dos versiones tienen el mismo reconocimiento, y lo que es mejor, ¡tienen validez permanente!

Practicar en línea para el DELF con GlobalExam

Contar con una certificación DELF será muy útil tanto en el ámbito educativo como profesional, y poseer el nivel B2 es uno de los requisitos para acceder a una universidad francófona o solicitar una beca Erasmus. Así que siempre es una ventaja disponer de esta certificación y agilizar cualquier trámite en el futuro.

Si deseas prepararte a tu ritmo y de manera autónoma, te proponemos emplear las herramientas de GlobalExam. En nuestra plataforma, encontrarás materiales para los cuatro niveles del DELF Junior categorizados por destrezas. En total, encontrarás 2200 ejercicios en el modo práctico, 11 simulacros de examen y 266 hojas de estudio para ayudarte en tu formación. Otra ventaja es que tendrás un seguimiento completo de tu progreso y la posibilidad de elegir un plan personalizado.

Práctica y refuerza tus conocimientos con un plan adaptado a ti. ¡Prueba GlobalExam hoy mismo de forma gratuita!

Evalúate gratuitamente