¿Por qué irse al extranjero?

Existen muchas y diversas razones que nos motivan a aprender otro idioma o a mejorar el nivel que ya tenemos. Estas razones pueden ser personales y/o profesionales. Pero si conocemos el “por qué”, el “cómo” es más complicado. Sin lugar a dudas, ya habrás tomado clases de idiomas, pero no siempre los cursos de idiomas en el colegio bastan. A veces, hay que lanzarse y viajar al país de la lengua que se desea aprender o mejorar.

Por lo anterior, pensamos que una pasantía en el extranjero es el mejor medio para mejorar su nivel de lengua. Esto te permitirá apropiarte del idioma, mejorar tu nivel, evolucionar profesionalmente; todo esto al tiempo que exploras el mundo y sus maravillas.

¿No estás muy convencido? A continuación te presentamos seis argumentos que prueban que irse a hacer unas prácticas en el extranjero es el mejor medio para mejorar su nivel o bien para aprender un idioma.

Empezar gratis

No tendrás otra alternativa

Cuando una persona está fuera de su tierra natal, su perspectiva con respecto a los idiomas cambia. El hombre necesita comunicarse… de tal manera que una inmersión hace que se adapte y aprenda a comunicarse de una forma diferente. En este caso, en un nuevo idioma. A fuerza de escuchar hablar cotidianamente el idioma extranjero y de intentar participar en las conversaciones, progresarás rápidamente. También reforzarás tu vocabulario y utilizarás nuevas palabras de manera frecuente. A veces, sin siquiera darte cuenta de ello.
Aprender y mejorar este nuevo idioma será una necesidad y una obligación para avanzar en tu nueva vida en el exterior. Esto te impulsará a aumentar cada vez más tus desafíos, a estar atento y a ser curioso.

Tu acento va a mejorar

Escuchar a los otros hablar en un idioma acostumbra la oreja a nuevos sonidos, esto te permitirá reproducirlos con mayor facilidad, incluso de manera inconsciente. ¡Esto resulta perfecto para mejorar tu nivel y sobre todo tu acento!

Además, muchas personas regresan con un ligero acento tras haber pasado un tiempo relativamente largo en una región o en otro país. Para quienes desean mejorar el nivel de lengua así como también el acento, partir al extranjero resulta un excelente medio de aprendizaje y esto es una prueba irrefutable.

Descubrirás la cultura inherente a este nuevo idioma

Además, vivir en el exterior te permitirá descubrir una nueva cultura. Ahora bien, la historia, las tradiciones y la cultura de un país están íntimamente ligadas al idioma y a sus sutilezas.

Aprender más acerca de un país, sus hábitos y costumbres permite comprender ciertas expresiones muy empleadas en la vida cotidiana. Por ejemplo, si en francés se utiliza la expresión “épater la galerie” que significa “tratar de impresionar”, es porque en el siglo XIV se crearon galerías por encima de los terrenos donde se practicaba el juego de palma (un deporte precursor del tenis, muy apreciado en aquella época) con el fin de permitir que los espectadores admiraran las proezas de los participantes. Es evidente que una persona de la India no comprenderá esta expresión si se le traduce literalmente.

Todo lo anterior subraya el hecho que estar en un país puede ayudar a comprender su cultura y por ende, a comprender el sentido de ciertas expresiones. Esto te permitirá conocer y emplear las sutilezas del lenguaje.

Harás frente a diversas situaciones

La ventaja de irse al extranjero para hacer una pasantía y no solo para tomarse unas pequeñas vacaciones es poder confrontar diversas situaciones.
Si te vas de vacaciones, vivirás principalmente situaciones turísticas. Mientras que si te vas a hacer unas prácticas en el extranjero, tendrás la ocasión de confrontarte a situaciones profesionales, administrativas además de las situaciones turísticas y de aquellas que acompañan la vida diaria.

Vas a tener que encontrar un domicilio, expresarte en la empresa, salir entre amigos, hacer las compras y adquirir ciertos hábitos.

Ganarás confianza en ti mismo

Confrontar todas estas situaciones te permitirá ganar confianza en ti mismo, en tus capacidades para aprender, reaccionar y cobrar impulso para volver a levantarte.
Sabemos que para algunos es difícil abstraerse de su respectivo acento porque les parece muy malo. Ya no le prestarás atención a ese aspecto por dos razones:

En primer lugar, nadie se sorprende del acento de un extranjero, de un turista o de un exiliado. En segundo lugar, tu acento se mejorará considerablemente.

En otras palabras, te sentirás más seguro en cuanto al dominio de la lengua y a tu capacidad de adaptación.

No hay nada más enriquecedor que explorar el mundo

Último argumento: ¡Explorar el mundo es una experiencia increíble! Es enriquecedor a nivel personal y profesional. Además, una pasantía en el extranjero es una verdadera ventaja en su CV, especialmente cuando sabes cómo resaltar los idiomas en el currículum.

Un consejo para terminar : ¡Póngate a prueba!

¿Todavía tienes dudas con respecto a la eficacidad que tienes realizar una práctica en el extranjero a fin de aprender y mejorar un nuevo idioma?

En ese caso, solo nos queda aconsejarte que lo compruebes y lo veas por ti mismo. Para darte cuenta de tu progreso, te recomendamos encontrar una pasantía en el extranjero y presentar un examen de lengua antes de partir y a tu regreso. Si no sabes cómo encontrar prácticas en el exterior, no te pierdas nuestros consejos.

Empezar gratis