El DELF, Diploma de Estudios de La Lengua Francesa, es el examen oficial que certifica el nivel que se posee del idioma francés como lengua no nativa. Ofrece una certificación oficial reconocida internacionalmente. Desde un nivel principiante hasta un nivel intermedio, es decir, desde el nivel A1 según Marco Común Europeo para las Lenguas, hasta un nivel B2.

En este artículo, te explicaremos:

  • Por qué es importante estar bien preparado para el DELF.
  • Cómo prepararte para el DELF B1 y B2
  • Cómo GlobalExam puede ayudarte a aprobar tu examen

¡No te pierdas nuestro artículo!

Empezar gratis

¿Por qué es importante prepararse para este test?

Para los exámenes oficiales de idiomas, además de los conocimientos, la práctica es esencial. Cuando nos examinamos de un idioma, tendremos que demostrar nuestros conocimientos sobre gramática, pero, también, el uso real del idioma y la soltura al hablarlo. 

El DELF, al igual que otros exámenes oficiales de idiomas evalúan cuatro destrezas: 

  • la comprensión lectora: leer y entender lo que leemos
  • la comprensión auditiva: escuchar y entender lo que escuchamos
  • la producción escrita: la capacidad de escribir correctamente
  • la producción hablada: expresión oral adecuada al nivel de conocimiento de la lengua

El DELF tiene exámenes independientes para cada nivel, así que tendremos que averiguar nuestro nivel para poder decidir a qué examen presentarnos. Si nuestro nivel fuere, por ejemplo, un B1, podemos presentarnos directamente a dicho nivel, aunque no poseamos las certificaciones de los niveles anteriores.

GlobalExam te muestra cómo prepararte eficazmente para el DELF.

Para pasar el examen y obtener nuestra certificación requeriremos de una puntuación mínima. En caso de no aprobar el examen tampoco obtendremos certificación para un nivel inferior. La clave para afrontar el examen con confianza es el entrenamiento previo. Practicar las distintas actividades del examen nos permitirá conocer a fondo la prueba y evitar el factor sorpresa. Para un examen DELF, la preparación específica es esencial. El objetivo no es aprender gramática nueva o ampliar nuestras habilidades lingüísticas, sino practicar y reforzar los conocimientos que ya poseemos.

Es posible tomar el DELF en España, Francia, Suiza y otros países.

Preparar el DELF B1 y B2 por tu cuenta

Existen diferentes modalidades del examen DELF adaptadas según la edad del candidato. También hay un examen DELF específico para cada nivel, aunque la estructura es la misma en todos los exámenes DELF. Los exámenes DELF evalúan el nivel de dominio del francés evaluando las cuatro habilidades de la lengua: la comprensión oral, la comprensión escrita, la producción oral y la producción escrita. ¿Te gustaría practicar para el DELF por tu cuenta?

Hay varias maneras de prepararse para el DELF B1 y el DELF B2. Por ejemplo, puedes practicar con libros: “El DELF – 100% de éxito – B1” para el nivel B1 o “El DELF – 100% de éxito – B2” para el nivel B2. Estos son buenos libros de preparación.

También hay sitios web en los que puedes practicar. A continuación te presentamos la plataforma de GlobalExam.

Preparate para el DELF con GlobalExam

Si has decidido que vas a prepararte por tu cuenta para el DELF, GlobalExam es tu mejor aliado. Te ofrecemos todo tipo de recursos especialmente creados y diseñados para que saques el máximo partido al tiempo que dediques a la preparación del examen. Además, puedes practicar con una prueba online gratuita.

Preparar el DELF por tu cuenta.

Encontrarás diversas herramientas para rentabilizar al máximo tu entrenamiento. Cada una de estas herramientas te servirá para trabajar y sacar la máxima información de tu proceso de entrenamiento.

  • Modo de entrenamiento: aquí dispones de muchos ejercicios para cada apartado de la prueba. Elige la destreza que quieras practicar enfocando tus esfuerzos en lo que más necesites.
  • Modo de examen: los exámenes simulados completos te ayudarán a conocer bien el test al que te vas a presentar, evitando así sorpresas el día del examen.
  • Estadísticas y correcciones: los ejercicios y exámenes simulados que realices serán corregidos de manera detallada. Cuando revises las correspondientes correcciones y explicaciones, podrás entender por qué has fallado. Obtendrás también una puntuación, que se guarda automáticamente en la sección de estadísticas, con lo que podrás hacer un seguimiento detallado de tu progresión.
  • Estadísticas y habilidades: a través de las puntuaciones y estadísticas siempre tendrás constancia de los aspectos más débiles en tu formación y, de esa manera, podrás reforzarlos a través de ejercicios específicos.
  • Hojas de estudio: las hojas de estudio son claves para aprender vocabulario y gramática fundamental para el examen.
  • Planes de estudio: organizar tu aprendizaje es importante. Con los planes de estudio puedes seguir un cronograma para guiarte a través de los ejercicios durante un período de tiempo determinado y de acuerdo a tu nivel. Así tienes la posibilidad de establecer objetivos en cuanto a puntuaciones y tiempos requeridos para poder llegar a la fecha de examen con las mayores garantías.
Empezar gratis